Enamoramiento, dependencia emocional, autoestima y celos. El amor como un estado de plenitud y también de malestar.

14 de febrero del 2020.

Por: Fabio Rosales Morales.

La licenciada en psicología clínica Alejandra Janete Salgado Rivas, del Centro de Especialidades para la Salud, habló acerca del enamoramiento como una etapa de éxtasis para el ser humano, de la dependencia emocional como la degeneración del enamoramiento y los celos y el autoestima como dos variables que intervienen en la relación de pareja.

El enamoramiento es un estado en el que el cerebro comienza a liberar neurotransmisores como oxitocina, serotonina y dopamina, estos son los encargados de dar la sensación de bienestar, satisfacción y felicidad, pero, los niveles que producimos cuando estamos enamorados son tan altos que se puede decir son tóxicos, de esta manera se puede comparar a como si la persona estuviera drogada.

La primer etapa del enamoramiento es la idealización, donde vemos todas las virtudes de la persona y creemos que tiene todo lo que siempre quisimos en alguien, esta etapa dura 18 meses y la mayoría de las parejas no supera esta etapa.

La etapa que sigue es la vinculación en donde logramos a aceptar a la persona tal y como es, aquí es donde se logra una intimidad emocional mayor, ya no solo lo que se idealiza, se da después de el año y medio de estar juntos.

La convivencia se da después de 3 años, esta es la adaptación real de las dos personas que logran estar juntas y sigue la autoafirmación de la pareja, pero, delcara la psicóloga, la mayoría de las parejas no duran más de dos años.

Por otro lado, una inteligencia emocional deficiente es un factor por el cual se puede desarrollar la dependencia emocional. Dependencia emocional es cuando ya no se pueden realizar actividades sin la aprobación o compañía de la pareja, el mundo gira alrededor de la pareja y los individuos que tienen conflictos con su pareja llegan a tener problemas en el ámbito laboral y familiar. No se soporta el hecho de estar solo y de esto se genera un sentimiento de aprisionamiento para la pareja.

Janete Salgado explica que una persona que no tiene amor propio, está predispuesta a generar un amor dependiente y que el amor propio es ver a uno mismo como prioridad sin que llegue a ser egoísmo, se deben tomar acciones de autocuidado y poner límites en la relación, respeto y confianza son pilares de una relación sana. El amor propio además se complementa del autoestima, una persona con alto autoestima se tiene más amor propio, pero para generar este autoestima se necesita de dedicarse tiempo a uno mismo, a sus actividades y priorizarse.

La psicóloga explica también que los celos son problemas de inseguridad y que se proyectan en la otra persona y pueden llegar a ser patológicos cuando la persona llega a tener tendencias a imaginarse historias y a creerlas y esto los hace llegar a tomar acciones tóxicas que fracturan la relación, no hay parámetros para definir los celos tóxicos pero algunos indicios son la revisión de redes sociales, necesidad de control y conductas violentas. Estas conductas son un complemento del ciclo de la violencia en la pareja.

Finalmente, es importante hablar de lo bueno de las parejas y la recomendación de la psicóloga es no idealizar  y no esperar a que la persona cambie, aceptar las fallas y errores y tener un conocimiento mutuo, la pareja es un apoyo y un refugio seguro, siempre con lealtad, respeto y confianza. Marcar los límites y dejarlos claros es algo muy importante de una relación, los cuales se van definiendo conforme evoluciona la relación.

 
 
 

About the author

More posts by